Lorica no puede entenderse sin el río Sinú, la arteria fluvial que le ha dado la vida y el carácter alegre y abierto con que recibe a visitantes de todo el mundo. Desde mediados del siglo XIX, por el Sinú entraron a este Pueblo Patrimonio inmigrantes de Francia, Bélgica, Inglaterra y Norteamérica, atraídos por las riquezas naturales de la región; luego lo harían sirios y libaneses, que contribuyeron a su desarrollo.

Fotografías de nuestros visitantes
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Carotrekk (@carotrekk) el

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Marca Colombia (@marcapaiscolombia) el

¿Por qué visitar Lorica?