El estadio Palogrande, con capacidad para 32.000 espectadores, es el escenario más importante para la práctica del fútbol en Manizales. En él juega sus partidos del torneo profesional colombiano el equipo Once Caldas, que se coronó campeón de la Copa Libertadores de América en 2004. El Palogrande fue sede de partidos de la Copa Mundo Sub 20 de fútbol 2011.