En el Museo Juan Lorenzo Lucero se ven curiosidades como la cama y el escritorio que utilizó San Ezequiel Moreno, al igual que el sillón en el que se sentó Simón Bolívar para asistir a un Te Deum en el templo de San Juan de Pasto luego de la batalla de Bomboná. Este lugar fue creado por el sacerdote jesuita Jaime Álvarez para preservar el legado de uno de los religiosos locales más importantes, Juan Lorenzo Lucero.