Uno de los misterios más grandes de las civilizaciones precolombinas se observa en el Parque Arqueológico de San Agustín, Patrimonio Mundial de la Humanidad de la UNESCO desde 1995. En este lugar, que comparten los municipios de San Agustín (fundado el 20 de noviembre de 1790) e Isnos, está el mayor conjunto de monumentos religiosos y estatuas en piedra talladas, de acuerdo con la mitología de los escultores indígenas en Suramérica.

San Agustín se caracteriza por ser un sitio turístico acogedor para todo tipo de personas, tanto nacionales y extranjeros, que se deleitan de sus paisajes, de su arqueología y su cultura.

La “Capital Arqueológica del Departamento del Huila” se encuentra a 326 kilómetros de su capital -Neiva- y a 520 kilómetros por vía terrestre desde Bogotá. Es un pequeño y pintoresco municipio, de aproximadamente 34.000 habitantes que, no obstante su tamaño, es uno de los lugares más visitados de la región.  

Turismo cultural

Tan pronto se llega a la población, los atractivos naturales y arqueológicos empiezan a narrar la historia de un territorio privilegiado en el que se asentó, desde el año 2.400 a. de C, la cultura de San Agustín. Esta comunidad ancestral dejó el mayor conjunto megalítico y la necrópolis más grande del continente.  

Más de quinientas estatuas monumentales talladas en piedra volcánica, han sido encontradas en la cuenca alta del río Magdalena, junto con restos de varias etnias que viajaban largos trayectos con sus muertos, personajes que en vida tenían linaje sacerdotal, para darles sepultura en este sitio especial.  

También te puede interesar: Fiestas de San Pedro

 

Estas esculturas son homenajes a los ritos funerarios de los antiguos pobladores de la región, quienes además de ser buenos artistas, creían profundamente en la vida después de la muerte y rendían culto a numerosos dioses, entre los que se destacaban algunos animales y los elementos de la naturaleza.

¿Qué hacer?

En la zona urbana se encuentra la plaza principal. Numerosos cafés y el templo de San Agustín son el centro cultural de reunión de los habitantes.  

Después de conocer el centro y de recorrer sus calles atiborradas de artesanías, el destino más representativo para visitar es el Parque Arqueológico de San Agustín, una reserva nacional que abarca cerca de dos mil kilómetros cuadrados, ubicado a tres kilómetros del pueblo, en cuyo territorio se protegen unas 130 estatuas, algunas encontradas allí, y otras traídas de otros sectores aledaños. 

En el Parque, definido por un sistema de terrazas, podrás recorrer el Museo Arqueológico, pasear por el Bosque de las Estatuas, maravillarte con las Cuatro Mesitas y caminar o cabalgar por senderos ecológicos que pasan por el imponente Estrecho del Magdalena, hacia a los tres predios del Parque: San Agustín, el Alto de los ídolos y el Alto de las Piedras. 

Dentro del parque, también se encuentra el Alto de Lavapatas, el lugar con una de las más bellas panorámicas de la región, y la Fuente Ceremonial de Lavapatas, un sistema de canales, cuyas aguas pasan sobre piedras talladas a mano con figuras humanas y de animales, en la que los indígenas realizaban sus ceremonias sagradas.  

Este parque, sin duda es un destino obligado para quienes visitan San Agustín y desean un encuentro único con la naturaleza y con la cosmogonía de las culturas ancestrales del sur.

En San Agustín todo habla de arqueología y se funden con ella en el ambiente, el arte moderno y la belleza de la naturaleza. La Chaquira, el Tablón, la Pelota y el Purutual, son lugares naturales con vegetación frondosa donde se encuentran importantes tallas de figuras precolombinas. 

También te puede interesar: Agenda cultural imperdible de Colombia en la segunda mitad del año

La Chaquira es una representación femenina de dos metros, esculpida en la cima de una formación rocosa (162 escalones), desde donde se observa el cañón que da forma al Río Magdalena.  En El Tablón, La Pelota y El Purutual, se encuentran estatuas y esculturas también de carácter religioso.  

Otros lugares cercanos que debes conocer 

Otros lugares para disfrutar de la arqueología son el Parque y Museo Arqueológico de Obando y el Cementerio de Quinchana. Generalmente, para acceder a estos lugares, se realizan caminatas por senderos angostos y empinados, en los que se descubren fragmentos de elementos ancestrales que tienen un valor incalculable.

En la cima de la Cordillera Central de los Andes, en el Parque Nacional Natural Puracé y al interior del cráter de un volcán extinto, en el llamado Nudo del Paramillo, se encuentran dos lagunas, maravillas de la naturaleza, separadas por quinientos metros de terreno. 

La Laguna de la Magdalena brota de la tierra siendo la cuna y madre del río más importante del país, el Magdalena. Con un paisaje propio de la zona de páramo, abundante en frailejones y bruma, a esta laguna se llega por un sendero ecológico en el que además de encontrar numerosas especies de flora y fauna, podrás observar el sobrevuelo del imponente Cóndor de los Andes.  

A la Laguna de Santiago se llega por otro camino, que permite conocer el Páramo El Letrero y numerosos miradores en los que también se encuentran algunos petroglifos. En esta zona privilegiada, nacen varios ríos de gran importancia para la región y para el país.

El Estrecho del Río Magdalena, con solo 2,2 metros de ancho, es todo un espectáculo para quienes conocen la desembocadura del río en Bocas de Ceniza, cuya distancia de lado a lado supera los 100 metros. Este río recorre 1.540 kilómetros hasta su desembocadura en el mar Caribe.  

Otro hermoso lugar para pasar la tarde es el Mirador del Magdalena, construido en hierro y concreto, desde el que se puede divisar el cañón del río Magdalena.  Es ideal para los aventureros que deseen volar en parapente y así disfrutar de una vista privilegiada.  

También te puede interesar: Descubre el turismo ecuestre en Colombia

En los alrededores de San Agustín son muy comunes las caídas de agua. Los Tres Chorros, el Salto de los Bordones y el Salto del Mortiño, son accidentes geográficos de gran impacto visual por su altura, en los que se puede caminar hasta la piscina que forma cada cascada y si el tiempo lo permite, nadar bajo la lluvia que se forma con la fuerza de las aguas. Los Bordones y el Mortiño tienen alturas que superan los doscientos metros, y son reconocidos por su fuerza a nivel continental.

San Agustín, un lugar que debes conocer

San Agustín es un lugar mágico que cuenta con hermosos hoteles y fincas campestres ideales para el hospedaje de los visitantes y para el conocimiento de la producción del café. La oferta gastronómica es abundante y variada, debido al abanico de productos que allí se cultivan y a la confluencia de culturas que históricamente se ha dado en este territorio.  

Encontrarás bizcochos de achira, asado huilense, cocido, sancocho, tamal, cuy asado y el tradicional caldo de cuchas. El jugo de gulupa, guarapo, masato y la chicha son bebidas locales que hablan de la tradición indígena de San Agustín. No dejes de tomar varias tazas de café de la zona, es café gourmet, del que seguro querrás llevar varias libras a casa.

La belleza y el cuidado de la tierra que en este lugar gime con fuerza por el futuro próspero del planeta, es el eco del legado de un sitio ancestral, espiritual, seleccionado por nuestros aborígenes por la abundancia de sus aguas, la belleza de sus paisajes y la riqueza de sus tierras.  Ven a San Agustín, ¡te sorprenderá!.

Fotografías de nuestros visitantes