La Autopista Norte conecta a Bogotá con Chía, un municipio de Cundinamarca donde la gastronomía es un atractivo turístico. Aquí los visitantes pueden probar amasijos auténticos como almojábanas y pandeyucas que se preparan en horno de leña, al igual que mantecadas que aún se elaboran con recetas de hace más de 50 años; también, chicharrones, morcilla, papa criolla y otras delicias.