Descubre las Iglesias y Capillas de Barranquilla

Barranquilla es una ciudad que no deja de sorprender a quienes la visitan.  En medio de una cultura de inmigrantes, esta ciudad tiene muchísimas caras que vale la pena conocer. Allí no todo gira en torno al desarrollo económico, al Carnaval, a la gastronomía o al Río Magdalena. Los templos católicos han sido testigos de la historia de Barranquilla y por los tesoros que guardan, son un lugar de interés general para todos los turistas que visitan la ciudad. Estas son las Iglesias y Capillas de Barranquilla.

Mujer palenquera en el Carnaval de Barranquilla
Foto: ProColombia


Algunas de las Iglesias y Capillas de Barranquilla son las más hermosas del país

La Iglesia de San Nicolás de Tolentino es la más antigua que encontrarás. Su construcción tomó cerca de 300 años; empezó en el siglo XVII cuando Barranquilla aún era una aldea, y terminó a finales del siglo XIX. Esta construcción de estilo neogótico ha sido testigo de la historia de la ciudad y del país. La nombrada pro-catedral en el año de 1932 fue incendiada el 9 de abril de 1948 cuando asesinaron en Bogotá al caudillo Jorge Eliecer Gaitán, fecha a partir de la cual se iniciaría su reconstrucción. 

Este bien de Interés Cultural de Carácter Nacional, tiene en su interior como reliquias del santo, un paño con la Sangre Prodigiosa de su cuerpo incorrupto en un relicario manual y un hueso incrustado en el altar. El Santo Patrono de Barranquilla es muy venerado por su gente. De notable importancia hasta 1982 -que la sede de la Catedral pasó a ser la Catedral Metropolitana María Reina-, la Iglesia de San Nicolás de Tolentino tiene dos capillas laterales y su puerta principal esta dispuesta hacia el Río Magdalena.

La Iglesia de San Roque hace parte de las Iglesias y Capillas de Barranquilla más hermosas y fue inaugurada en el año de 1857. Surgió como fruto del agradecimiento del pueblo al Patrono de los Pobres, por salvarles de una epidemia de cólera en el año de 1849. Ubicada en el centro de Barranquilla, se levanta con un estilo neogótico florentino, como Patrimonio Nacional Arquitectónico del Atlántico, entre el bullicio de las calles comerciales y de los automóviles que pasan por allí, siendo testigo único de una pasada época dorada de este sector de la ciudad.  

Al interior del templo hay varias estatuas de ángeles y santos, y se destacan tres íconos, San Roque, San José y Santa María. La protegen grandes puertas de madera y puede observarse la delicadeza de los vitrales que adornan sus ventanas. Cuenta con dos torres que pueden ser vistas desde varios puntos de la ciudad. Ya en recuperación, esta construcción está siendo adornada por una plaza que promete ser el marco ideal para la Iglesia de San Roque.  
 

Iglesia de San Roque en Barranquilla - Iglesias y Capillas de Barranquilla
Foto: Alcadía de Barranquilla


La Iglesia de la Inmaculada Concepción es una joya aquitectónica muy apreciada por los novios barranquilleros para celebrar sus matrimonios. En este lugar protegido por pesadas puertas talladas de madera, se congregan cada día cientos de personas para rendir culto a Dios.  

Dedicada a la Santísima Virgen, el altar principal y los dos altares auxiliares de esta Iglesia nos deleitan con la riqueza y exquisitez del retablo tallado en madera oscura en el que descansan imágenes. 

La Inmaculada Concepción se encuentra en el altar principal iluminada con antiguos candelabros. Los íconos de San José, de San Antonio, del Sagrado Corazón de Jesús y de la Virgen María en diferentes advocaciones se encuentran en los dos altares auxiliares. Los vitrales coloridos adornan las paredes de la Iglesia fruto de la donación de familias tradicionales barraquilleras. 

También encontrarás unos ángeles tallados en piedra que descansan dentro de la construcción de estilo neogótico. Todos estos elementos se funden creando una mezcla propicia para el recogimiento y la reflexión.

Un templo lleno de simbología 

La Catedral Metropolitana María Reina y Auxiliadora, situada en la Plaza de la Paz en pleno corazón barraquillero, refleja la intención modernizadora de esta ciudad pujante. Esta construcción sorprende a los amantes del turismo religioso, pues lo mas común en nuestras ciudades es encontrar templos de épocas pasadas. 
 

Catedral María Reina de Barranquilla iluminada - Iglesias y Capillas de Barranquilla
Foto: Alcaldía de Barranquilla


Abierta al público en 1980, la Catedral cuenta con capacidad para albergar a cuatro mil personas y sorprende desde la entrada con su altura de 38 metros. En el piso se dibuja una gran Cruz en lozas de granito negro, lo cual empieza a demostrar la carga simbólica que guarda cada detalle. Al alzar la vista te podrás encontrar con los vitrales que adornan las paredes llenándolas de colores en los que están representados los sacramentos de la Iglesia Católica. En el Coro, se encuentran dispuestos siete vitrales que hacen referencia a la Creación.  El techo es una bóveda difícilmente lograda. 

Descubre: Museos, Palacios y Teatros de Barranquilla

Una serie de triángulos en tercera dimensión permiten la ventilación de este espacio. Dos mosaicos de dieciséis metros de altura y de cinco metros de ancho adornan las paredes laterales del altar. Las figuras de María Reina y de San José están realizadas con ésta técnica utilizando cerca de 400 mil piezas de vidrio en color y de laminilla de oro traídos de Italia. Al fondo sobre el altar con forma de yunque hecho de mármol blanco, aparece una obra del maestro Rodrigo Arenas Betancourt denominada “El Cristo Libertador de América”.  

En esta obra de dieciséis toneladas, hecha de bronce, Jesús emerge de las olas del mar y a sus pies se encuentran tres hombres de tres razas que dan el origen a la raza latinoamericana. La Capilla del Sagrario, se encuentra a un lado de la gran nave central y con un área de 495 metros cuadrados y un altar en hierro, es el lugar donde se encuentra el tesoro más grande la Catedral, el Sagrario de mármol. Sin duda, visitar Iglesias y Capillas de Barranquilla es una gran actividad cultural y sobretodo religiosa que te encantará.